Quisiera borrar las pinceladas atroces de mi autoría, ya no de los demás, y descubrir en otros lo bueno que no he hallado dentro mío, todavía es tiempo, lo será hasta que entienda de qué se trata.

el dulce de la tierra

La tierra brotando con la insistencia del hombre y la indulgencia del clima. El zafrero cargando sus manojos de caña en los carros que irán rumbo al ingenio para transformarse en azúcar. Dulzura que muchas veces fue brote amargo en el corazón de los peones olvidados después de las cosechas. Las historias nobles de estos hombres están en los zurcos del norte para ser hallados.

5 comentarios:

mj dijo...

Así de dura se presenta la vida para algunos hombres y mujeres, incluso niños, caminan por las calles estrechas, las más estrechas y angostas del planeta, donde para nadie existen. Trabajan, a veces sueñan despiertos, monótonos hacen el amor y esconden sus caricias; y mientras duermen, los ojos se les va consumiendo como un río sin agua donde yacen los peces de nostalgia...

Me motiva tu pintura y me gusta...

azpeitia dijo...

Muy bella tu página y sus paradigmas...un abrazo de azpeitia

Dakota Marly dijo...

Tienes mucha razon!
me gusta tu blog!
sigue escribiendo
saludos!

Gamiel Carrion dijo...

tenes una manera de escribir que admiro mucho
tene caracter(sentimiento)
me gusto
...(volvere)

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Tierra y hombre...
el eterno romance.....

Paz&Amor

Isaac